Cómo ganamos en Capgemini con una Huelga Indefinida | Coordinadora de Informática

Os adjuntamos la carta de un trabajador del centro de Barcelona en Capgemini: Relato de cómo impidieron el plan de la empresa con una huelga indefinida.
 
Hace unos días recibíamos por parte de la empresa un escueto comunicado indicando que se iban a reunir con los representantes de los trabajadores para pactar unas nuevas condiciones que permitieran salir a la empresa de la profunda crisis en que segun ellos se encontraba.

A nadie le sorprendió que este mensaje llegara solo pocos días después de otro comunicado indicando los grandes retos conseguidos este año en cuanto a facturación y ventas: vivimos en una epoca donde las compañías son insaciables, y la obtención de beneficios solo les provoca enfermizas especulaciones de cuanto mas podrán ganar en el futuro.

La reacción del comité fué montar rápidamente una asamblea donde informar a los trabajadores de las durísimas condiciones expuestas por la compañia: eliminación de la jornada intensiva, fuertes bajadas de sueldo, absorción de trienios, conversión en variable de un porcentaje del sueldo…

El comité, propuso en esa misma asamblea ante mas de 300 personas en pie en medio de las salas de trabajo (por no contar con un sitio mejor donde hacerlo) hacer una parada de 1h a la hora de comer (?) y posteriormente dos días de huelga.

La reacción de la gente ante esas medidas fue inimaginable. ¿Qué tipo de medidas de presión eran esas? Voces y gritos se alzaron en favor de la huelga indefinida que arrancaron vítores y aplausos. El comité se vió forzado a escuchar a la gente y montar al día siguiente unas votaciones para ver si ese era el sentir mayoritario de la gente…. y así lo fue. Un 60% de la gente votó huelga indefinida y votó casi el 70% de la plantilla!

Incluso con eso resultados, la empresa no quiso ceder y se mantuvo en sus trece de imponen sus medidas sin ningún tipo de negociación.

Se vivieron días de tensión, pero el clima de las oficinas apuntaba que los empleados no iban a echarse para atrás.

Emocionante fué ver como el resto de compañeros de las empresas del sector se unían a nuestra voluntad de resistencia con manifestaciones en la puerta de nuestra empresa.

Finalmente, a las 18:00, a solo 6h del inicio de la huelga indefinida la empresa no pudo aguantar mas el duelo en la que se vió envuelta y claudicó ante la voluntad de resistencia de sus trabajadores anulando todas y cada una de sus peticiones.

Ante la comunicación mesa a mesa por parte de los compañeros del comité se arrancaron en todas las plantas aplausos espontaneos e incluso alguna lágrima.

Lo habíamos conseguido!